sábado, 25 de enero de 2014

La familia de Rafael Ramírez,presidente PDVSA

Rafael Darío Ramírez Carreño investigado por millonaria cuenta en banco de U.S




Nacido en (Caracas, 4 de agosto de 1963) es un ingeniero y político venezolano. Egresado de la Universidad de Los Andesen ingeniería mecánica con amplia experiencia en el desarrollo, coordinación, gerencia en proyectos de ingeniería, procura y construcción en la industria petroquímica y gasífera.

Fue el primer presidente del Ente Nacional del Gas (ENAGAS), cuya entidad es responsable de estructurar el plan nacional para el consumo del gas, el diseño y desarrollo del mismo, igualmente promueve las políticas del estado para este sector.

En julio de 2002 fue designado como titular del Ministerio de Energía y Minas por el presidente Hugo Chávez, este ministerio fue renombrado como de Energía y Petróleo, en enero de 2005. El 20 de noviembre de 2004, Ramírez fue designado presidente de empresa pública Petróleos de Venezuela (PDVSA), una posición que mantiene en el presente, conjuntamente con la del ministerio de Energía y Petróleo.

El 21 de abril de 2013, en cadena nacional es reafirmado como Ministro de Energía y Petróleo del Gobierno Bolivariano de Venezuela para el gobierno de Nicolás Maduro.



El joven Rafael Ramírez


Rafael Ramírez fue militante de Ruptura, y ahí es influenciado por Clever Ramírez Rojas, y Argelia Melet de Bravo, que es la ex esposa de Douglas Bravo.

Ramírez proviene de una familia cafetalera de Trujillo. Su papá, Rafael Darío Ramírez, fue un contador que en los años 60 apoyó y financió a la guerrilla, entre ellos a Alí Rodríguez. Lo protegió y manejó sus reales. Luego, en las primeras constituciones de PDVSA bajo Chávez, fue nombrado comisario. Murió hace un par de años.

El guerrillero Pablo Hernández define a Rafael Ramírez, en su libro El Golpe de PDVSA como un hombre que en el ministerio de Minas "era solamente un dibujante de tubos, tuercas y tornillos"





Su relación con Adán Chávez y Alí Rodríguez


El joven Ramírez tuvo una estrecha relación con Adán Chávez. Sus contactos vienen de la Universidad de los Andes, donde estudiaron. Bernard Mommer también dictó clases en ULA. En PDVSA Gas siempre se rumoró que la gran entrada de Ramírez con Hugo Chávez fue Adán. En el 2001, en Miraflores, en tiempos del ministro de Energía Silva Calderón -a quien Ramírez detestaba- se decía que Ramírez estaba apadrinado por Adán. A un ex colaborador de Ramírez, llegó a decirle "yo le debo el estar aquí a Alí".

Su relación con Alí Rodríguez es casi de padrino a ahijado.

Alí Rodríguez Araque y Rafael Ramírez siempre han venido actuando como equipo. En abril de 2002 fue Alí quien propuso reincorporar a los gerentes de PDVSA que habían sido despedidos. Fue entonces artífice de los hechos suscitados en Diciembre de 2002. En aquellos momentos Ramírez figuraba como Ministro y Rodríguez como Presidente. Ramírez provocó que cierta madrugada el presidente Chávez llamara por teléfono al ex ministro de la Defensa, entonces Comandante General del Ejército. "Deja trabajar a Rafael" dijo Chávez a Baduel. Verídico. Baduel es uno de los enemigos de Ramírez. Ninguno de los dos se interesa en ocultarlo.


1994 el contacto con Chávez

Desde su graduación en la Universidad de Los Andes (ULA) en 1989 hasta su contacto con el presidente Chávez, pasaron 5 años. A partir de 1994 esta cercanía ideológica fue una pieza importante para su posterior ascenso. Por ese entonces, el ingeniero se encontró varias veces con el recién liberado teniente coronel Hugo Chávez. Así lo confirmó a El Nacional en el 2001.

Para esa fecha, Ramírez ya había trabajado como investigador en Intevep, supervisado por Ignacio Layrisse, de la vieja meritocracia, y uno de los propulsores padre de la Orimulsión. Layrisse, ha dicho que: "Ramírez no destacó allí como investigador. No era un tipo brillante. Era un ingeniero del promedio hacia abajo".

Noviembre de 2000El ascenso fue directo cuando entonces Alí Rodríguez asumió PDVSA y lo nombró, en noviembre de 2000, presidente de Enagas (ente regulador del gas). Como lo relata el mismo ministro: "Yo renuncié a una asignación que tenía en el exterior, porque creo firmemente en el Plan Nacional del Gas, en la política del Estado. Y cuando me llamó el ministro Rodríguez, pensé que era una extraordinaria oportunidad para materializar todo lo que habíamos conversado con el Presidente Chávez".

La hora negra de Ramírez: Abril 2003

En abril de 2003 Venezuela negocia vender 50.000 barriles/día a la Reserva Estratégica de Petróleo de los EE.UU. Rafael Ramírez se entiende con Free Market Petroleum. Es una recién creada compañía de responsabilidad limitada, subsidiaria de Free Market Holdings, Delaware, con oficinas en Rockefeller Center, Nueva York.

La única razón mercantil de Free Market Petroleum era pactar transacciones petroleras y financieras con la República Bolivariana de Venezuela. Free Market Petroleum mercadeaba crudos venezolanos para la Reserva Estratégica de Petróleo de los EE.UU. y asistiría a la República Bolivariana de Venezuela en arreglarle el pre pago de cuentas por cobrar mediante el programa de "regalías en especies" del Departamento de Energía.

Así, Rafael Ramírez, Ministro de Energía y Minas, se ve involucrado en una extrañísima operación, la verdad sea dicha, donde él vende crudos a Free Market Petroleum y ésta, a su vez, los revende a una agencia del gobierno de los EE.UU. Así, Ramírez convertía al MEM en un broker de crudos y productos, con lo cual el regulador se convertía también en operador.

Lo curioso resultó ser que James Woolsey, director de la CIA 1993-1995, era consejero principal de FDD (Fundación para la Defensa de las Democracias). La Directora de FDD es Jeanne Kirkpatrick, representante de los EE.UU. ante las Naciones Unidas durante 1981-1985 e instigadora de agresiones al estado de Siria en noviembre de 1999. El Presidente de FDD era Jack Kemp, también representante de Free Market Petroleum en la compra de crudos a la República Bolivariana de Venezuela. Cosas históricas.

En Junio de 2003

El campo de Tomoporo fue negociado públicamente en España, en junio del año 2003 por los señores Luis Vielma y Rafael Ramírez, en presencia del Sr. Alí Rodríguez, con la Junta Directiva de REPSOL. Desde la entrega de los bloques 2 y 5 de la Plataforma Deltana hasta los campos Quiriquire, todos los convenios energéticos que se han firmado con los diversos países y compañías, no son de conocimiento público, incluyendo el firmado con Brasil que contiene una expresa cláusula de confidencialidad.

Septiembre de 2003

En septiembre de 2003, Rafael Ramírez escribe un libro como aporte al debate ideológico revolucionario, titulado "La Gaviota Humanocrática". Libro que nos inhibimos de comentar. Cito textualmente la introducción:

"Un día llegó a nuestras costas una gaviota asombrosa. Su comportamiento no era común por estas playas, por eso fascinaba. Y a quién no iba a sorprender, por ejemplo, que alguien dejara de dormir por resolver un problema al vecino. Hacía tiempo que habíamos olvidado esas conductas por este lado del océano. Sin embargo, lo más impactante eran las historias que la Gaviota narraba a sus amigos: Cuando se juntaban algunos cuantos pájaros marinos se inspiraba y comenzaba a derramar aquellos cuentos increíbles de aves capaces de dar su vida por defender el mundo que habían construido, de pájaros que creían que una idea honesta, aún aquélla expresada desde el fondo de una cueva, podía derrotar a un ejército".

La tribu de Ramírez

Ramírez, en su momento, designó a Fidel Ramírez Carreño como Director General de Servicios de Salud y Asistencia de PDVSA. La esposa de Rafael Ramírez, Beatrice Sansó Rondón de Ramírez, formó parte -no se sabe si aún es- del bufete de abogados Hoet, que asesora a PDVSA, por 30 mil dólares como pago de honorarios profesionales; su SUEGRA, Hildegard Rondón de Sansó, igualmente contratada como asesora de PDVSA, y su CUÑADO, Baldo Sansó Rondón, asesor del MEM pero asignado al despacho del Ministro.

En su momento, el consultor jurídico del holding, Rodolfo Porro, dijo que "el 8 de mayo de 2003 se le otorgó un poder a estas abogadas para el tratamiento de la parte informática que afectó a PDVSA y sus filiales, pero no existe contratación alguna por 33 mil dólares ni por otro monto. Me siento profundamente orgulloso de la trayectoria de una jurista de la dimensión de Hildegard Rondón y de la colaboración prestada por Beatrice Sansó de Ramírez (...) Ni Alí Rodríguez ni Ramírez sugirieron u ordenaron ese llamado".

En 2005

En agosto de 2005, el profesor Mazhar Al-Shereidah, ironizando contra Ramírez, dijo a la prensa nacional: "Quisiera saber quién fue el genio que se le ocurrió convertir unas empresas que nos prestaban servicios en socias".

En 2006

Compañeros y cercanos amigos de Ramírez: Wenceslao Madail, Alberto Madail, José Luis Parada, involucrados en escándalos de corrupción y curiosos casos, como los muertos del Complejo Santa Rosa, han sido defendidos por Rafael Ramírez.
El único mérito de este personaje siniestro es ser SOBRINO de Carlos Illich Ramírez (El Chacal), condenado a cadena perpetua en Francia.

¡Saque Usted sus propias conclusiones!





Acusado de blanqueo de capital


Recientemente un importante banco de Miami, el Ocean Bank, se le abrió una investigación a través del Departamento del Tesoro yanky, por un seguimiento realizado a movimientos de cuentas de Rafael Ramírez Carreño y redirección de fondos a bancos en Suiza y Luxemburgo. Un tribunal de la Florida impuso una multa de 12 millones de dólares a dicho banco, que es propiedad del grupo lusovenezolano (Central Madeirense y Blanco Plaza) y por ordenes del Departamento del Tesoro el expediente paso al congelador. Posiblemente si la estatal nacional del petróleo (PDVSA), incumpla con los callados acuerdos que tiene el gobierno bolivariano con el imperio norteamericano. Se ha comentado que el acuerdo que Rafael Ramírez había encontrado la genial y secreta fórmula para blanquear dinero de la corrupción petrolera y alimentaria (PDVAL) con los propietarios del Ocean Bank, a cambio de ofrecerles negocios fáciles y protección gubernamental, contra la voracidad expropiadora contra bienes y empresas de los potenciales enemigos del proceso revolucionario. La fórmula secreta fue descubierta y develada a las autoridades del Tesoro norteamericano, por una empleada de confianza del presidente del banco, captada por los investigadores federales.





Primo de Carlos Ilich Ramirez- El Chacal y de Diego Salazar- El Rojo de Oro


Por favor continúe leyendo


DIEGO SALAZAR CARREÑO ( EL ROJO DE ORO) 





Cuando algún camarada me pregunta sobre aquellos años de luchas clandestinas que por la igualdad social y la distribución de la riqueza petrolera, irónicamente pienso en mi ahijado Diego Salazar Carreño, hijo del difunto Diego Antonio Salazar Luongo, fundador e ideólogo del extinto MVR. Dieguito, el carajito, es uno los afortunados casos que pueden dar fe, de que la promesa del patriota del 4 F del 92, de generar prosperidad y riqueza para los venezolanos, se hizo realidad. Pero a una reducida escala de beneficiarios, aduladores y parásitos del régimen.
Diego, el único varón de mi compadre Diego Antonio Salazar Luongo, quien murió en el 2003 de cáncer, fue combatiente y miembro del buró político del PRV (Partido Revolucionario de Venezuela). Las persecuciones políticas durante los gobiernos de Pérez Jiménez, Betancourt y Leoni, lo obligaron a abandonar sus estudios de medicina en la UCV y a dedicarse a la lucha clandestina. Estuvo preso y se acogió a la política de la pacificación de Caldera, en la cual no creí. Se dedicó a vender pólizas de seguros para mantener a su familia. Después del 4 F del 92, se incorporó al movimiento civil que apoyo la insurgencia militar. En ese entonces se le veía mucho reunido con Luis Miquilena, el Dr. Negocios, como lo llamaban por su habilidad de utilizar sus contactos durante los gobiernos de AD y Copei, para pedirle plata a los bancos del estado y hacerse el pendejo con sus obligaciones.

En esa época al compadre Diego se le veía muy activo en los cafetines de Parque Central y Sabana Grande, haciendo proselitismo a favor del nuevo líder revolucionario. Formó parte del Comité de Asuntos Internacionales del MVR y salió electo diputado a la Asamblea Nacional. Su hijo Diego, mi ahijado de bautizo, aprendió a vender seguros con su padre, pero su meta era ser cantante. Dieguito, era un bohemio. No se graduó de nada. En el naciente gobierno revolucionario, comenzó a utilizar los contactos para hacer negocios. Luis Miquilena fue clave en ese momento, porque era junto a José Vicente Rangel, un par de leones afeitados, de apariencia honorable y ejemplar pero en el fondo, veteranos en guisos de alta factura.
Pero la dicha estaba por venir. Dieguito, mi ahijado, el que aprendió a vender una que otra póliza de seguro de manos de su padre, se convertiría en el intermediario del negocio anhelado por varios grupos empresariales dentro y fuera de Venezuela. El de la contratación de una millonaria póliza de seguros y reaseguros de PDVSA.

El otorgante, nada más y nada menos que su primo hermano mayor, Rafael Ramírez Carreño, el flamante presidente de PDVSA. Tanto su padre (Rafael Darío Ramírez) y su padrastro (Rafael Darío Coronado) fueron guerrilleros en los sesenta y cercanos a Diego Salazar Longo y militaron en la FALN (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional).

Rafaelito Ramírez era a diferencia de su primo Diego, mucho más pro activo con los estudios. Estudiaba Ingeniería mecánica en la ULA. El primo trujillano, de finos modales, desde muy muchacho le encantaba codearse con gente bien. En la ULA tuvo sus coqueteos con la Democracia Cristiana Universitaria. Sus biógrafos de ocasión, lo colocan como militante de Ruptura en esa época. Pero nada más apartado de la realidad. La única actividad “subversiva” que realizó, fue servir de correo en un par de oportunidades, en el envío de unos paquetes de volantes subversivos que debían ser entregados a Adán Coromoto Chávez Frías. El favor se lo pidió su tío Diego Salazar Longo, Clever Ramírez Rojas y Argelia Melet. Argelia que para aquel entonces era mi compañera sentimental, le tenía mucho cariño a Rafaelito, pero decía que era muy amanerado y que si le hubiesen dicho que los mencionados paquetes llevaban volantes subversivos, el seguramente se iba a negar a llevarlos. Era un carajito muy cagón para esos menesteres. Argelia también le tenía afecto a su ahijado, Diego. De hecho, yo conocí al padre de Diego gracias a ella, porque ambos estudiaban medicina.

Diego Salazar Carreño dio un espectacular salto olímpico cuando paso de vivir en un modesto apartamentico en Parque Central, a comprarse casi todos los apartamentos de un lujoso conjunto residencial (Corteza) de la Urbanización Campo Alegre en Caracas y de adquirir varias oficinas en la Torre Edicampo de la misma urbanización, donde funciona su holding empresarial de intermediación de negocios de alta factura con organismos del Estado, llamado “Inversiones y Asesorías Inverdt S.A” y la Fundación Diego Salazar, este último un artificio sin fines de lucro para darle algo de shampoo social a las actividades de este filántropo de la revolución y quizás para evadir algunas de las obligaciones fiscales con el generoso Estado socialista y revolucionario. 



Diego Salazar Carreño, primo de Rafael Ramírez Carreño presidente de PDVSA, compró varios edificios en la urbanización Campo Alegre en Caracas, una de las zonas más caras de la ciudad. Allí tiene alojados a sus asistentes, a sus escoltas, a su personal de servicio doméstico, entre los que figuran algunos de los mejores chefs de Caracas a un costo aproximado de Bs. 60.000 mensuales cada uno.



Una de las vedettes de filantrópicas de Fundación, es la Orquesta de Fundación Diego Salazar, una agrupación filarmónica con casi un centenar de músicos, dirigidas por Enrique “Culebra” Iriarte, ex pianista y arreglista de Oscar D´León y en cuyas presentaciones el “Tigre” Rafael, el mismísimo de “Aaaanimooo” en el circuito FM Center, hace los respectivas presentaciones protocolares, pero sin la misma elocuencia utilizada en su popular programa radial “cabillero”. La fundación, según me informó un antiguo camarada que frecuenta a mi querubín ahijado, parece que cancela un salario a cada músico de Bs. 15.000 mensuales. Una nómina de casi de 1.000.000 de Bs F, sin incluir viáticos, prestaciones, seguro HCM. A eso se agrega el salario de Bs. 100.000 del director de la banda, Enrique “Culebra” Iriarte. Los ensayos, tres veces por semana, se realizan en los salones del hotel Marriott, de la urbanización El Rosal. Hasta allí se traslada Salazar Carreño con su sequito de espalderos dirigidos por su jefe de seguridad, el Comisario General (antigua PTJ) Leonardo Díaz Paruta. El mismísimo primo menor, socio y compinche de Rafael Ramírez Carreño, presidente de PDVSA, a cumplir con su sueño de ser cantante, con orquesta propia, pero sin cualidades especiales en el gañote. 



Diego Salazar Carreño, primo de Rafael Ramírez presidente de PDVSA, acaba de comprar toda la planta baja del Hotel Marriot de CCS para convertirla en su sala de fiestas particular. Es bien conocida en Caracas su afición por la salsa: Tiene contratada una banda de 50 músicos con la cual ensaya en los mejores salones del Hotel Marriot. Sueña con ser cantante de salsa. Claro ejemplo de cómo vive la Chaveburguesía.

Son bien conocidas las presentaciones artísticas del magnate bolivariano Diego Salazar Carreño, rociadas por varios frascos de bebidas espirituosas de exquisita selección en la que se alternan en la sección de vinos: el Château Lafite Rothschild, el Petrus Pomerol, el Romanée-Conti, el Château Margaux. En la sección de champagne Perrier Jouet o el Dom Pierre Pérignon y para los paladares criollos wiskiceros el Johnnie Walker Blue Label y Buchanans Red Seal. Eso sin olvidar los elaborados menús realizados por su cheff privado, dignos de tirar cohetes. 

Entre los caprichos de mi ahijado boliburgués no solo se destaca su especial hábito de vacacionar con su familia, amigotes más allegados y parte de su séquito de espalderos y asistentes a la paradisiaca locación saudita de Dubái, sin dejar de pasar la compra hace ya unos años, de una acción en el Caracas Country Club. Este hecho tuvo alguna resonancia en las altas esferas de la oligarquía ortodoxa capitalina, ya que por no tener pedigrí encopetado, se corrió el rumor de que la directiva del club le iba a cerrar el paso a su incorporación, echándole la tradicional “bola negra”. La maniobra fue inteligentemente contrarrestada, con el oportuno lobby de algunos amigotes de ocasión (Bobby Pocaterra, Tite Oteyza Scull y Fernando Sozaya Iturbe, quien para ese entonces era presidente de la junta directiva) y del desinteresado obsequio a cada uno de los 10 miembros de la Junta Directiva, de un Rolex Day Date de oro amarillo. Los mencionados obsequios ablandaron de manera casi mágica los orgullos clasistas y respingados de una Junta Directiva que rechazan visceralmente, las guayaberas rojas.

Rafaelito (Rafael Darío Ramírez Carreño) es a diferencia de su primo hermano Diego, mas astuto y calculador. Su tio y Luis Miquilena lo apadrinaron para meterlo en el gobierno. Fue el primer presidente de Enagas, la entidad nacional responsable de estructurar el plan nacional para el consumo del gas.

Ahí paso sin pena ni gloria, a excepción de que durante el paro petrolero, el ex Capitan del Altura de la Marina Mercante (PDV Marina) Wilmer Ruperti lo contactara y se ofreciera "desinteresada" y "patrióticamente" para levantar el bloqueo de los buques petroleros atascados en las adyacencias de las columnas de puente del Lago de Maracaibo. Ruperti era un veterano en el la conducción de esos barcos y su ayuda fue clave para que el bloqueo de dichas naves se levantara. Un camarada cercano al comandante Fausto (Ali Rodriguez Araque) en esa epoca me confirmo que el puente entre Rafaelito Ramírez y Ruperti, lo hizo Claudio Fermín, amiguísimo de Ruperti y fue el que le puso el cohete en el trasero para que de la noche en la mañana se ingresara en la selecta lista de los "boliburgeses de la revolución).

Esa jugada no solo premio a Ruperti, unos meses después Hugo Chávez designó a Ramírez en julio de 2002. Rafaelito ya estaba en el "cogollo" del poder. Ahora estaba en línea directa con el jefe. A pesar de que sus gestos refinados y voz amanerada, su enlace con el proceso se cemento con aquello de que PDVSA es ahora "roja rojita". El cambio de pintura y el gesto adulador gustaron tanto al pastor de borregos, que el 20 de noviembre de 2004, Ramírez lo promueve a presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), una posición que mantiene en el 2007, conjuntamente con la del ministerio que actualmente recibe el nombre de Ministerio del Poder Popular para la Energía y Petróleo.

Quien diría que aquel carajito, hijo e hijastro de dos camaradas combatientes, quien coqueteara con el movimiento copeyano de la Universidad de Los Andes, a pesar que las circunstancias biográficos de la conveniencia lo ubiquen como militante de Ruptura en sus años mozos.

Lo cierto es que este otro querubín, también está en la mira.



Ilich Ramirez Sánchez- El Chacal





Lugar de nacimiento: Caracas, Venezuela
Fecha de Nacimiento: 12 de octubre de 1949
Nacionalidad: Venezolana
Raza: Blanca
Sexo: Masculino
Estatura:
Complexión: Gruesa
Otras señas particulares:
Estatus: Detenido en Francia, Condenado a Cadena Perpetua
Alias: Carlos, El Chacal.

Antes de Bin Laden o Hussein, un venezolano fue el enemigo número uno del planeta Tierra. Cuasi ícono pop de los setenta y los ochenta, la historia de Carlos está contada con más bulla que cabuya. Su carrera -más llena de operaciones fracasadas que de otra cosa- y la mayoría de las operaciones que se le acreditan, han sido desestimadas por historiadores de todo el mundo.

Los grupos terroristas le atribuían atentados en busca de un efecto mayor al causado. La CIA le atribuía más aun para forzar a las agencias de inteligencia de otros países a colaborar con ellos o simplemente para presionar a un gobierno.

En la mayoría de los casos Carlos estaba en su casa, donde quiera que fuera, fumando habanos y disfrutando su fama de asesino sanguinario. Pero el viernes 12 de diciembre de 1997 su historia llegó a su fin. Al ordenársele identificarse en una corte parisina, respondió: “Mi nombre es Illich. Mis apellidos Ramírez Sánchez. Nací en octubre 12, de 1949, en Caracas.” Al preguntársele sobre su profesión, Illich bajó levemente la cabeza y se peinó lentamente el pelo largo y gris. El pañuelo alrededor del cuello lo hacía parecer más un banquero exitoso, que el terrorista sangre fría que en realidad fue. “Mi trabajo es revolucionario profesional”.

La leyenda de Carlos comienza en la Venezuela de 1949. Su padre, José Altagracia Ramírez Sánchez, comunista y ateo de alma y corazón, le dio el segundo nombre del hombre que más admiraba. Sus siguientes hijos serían condecorados con los otros dos; Vladimir y Lenin. Elba María Sánchez, madre de los niños, a quien no le hacía mucha gracia ni los nombres ni el ateismo de su marido, tuvo que bautizarlos a escondidas y con frecuencia los llevaba a misa sin que su marido se enterara. Por problemas de faldas, para 1958 los Ramírez Sánchez se habían divorciado e Illich fue enviado a Caracas a estudiar al Liceo Fermín Toro, institución elegida a dedo por su padre, por su fama como granero de militantes izquierdistas.

En 1964 se anota en las filas del Partido Comunista y participa en una que otra tiradera de piedras sin pena ni gloria. Durante esta época, Illich supuestamente viaja a Cuba junto a otros venezolanos para entrenarse en el arte de la guerra de guerrillas, bajo el ojo atento de Fidel Castro y la KGB. La CIA, quien en principio revelaría esta información como cierta, más tarde aceptaría no tener pruebas de ello.




Lo que sí es cierto es que en 1966, Elba se llevó a sus hijos a estudiar a Londres, donde Carlos se conviertió en un bon vivant de primera línea, más conocido entre sus maestros por flojo, copión y sus exquisitos gustos en el vestir, que por sus opiniones. En Londres, asistió a reuniones de un grupo de exiliados comunistas, cuya creación más tarde se acreditaría. De acuerdo a miembros de la logia, Illich sólo fue un par de veces y como oyente.

En 1968, José Altagracia solicitó cupo en la Universidad Patrice Lumumba de Moscú, el cual le fue otorgado gracias a la intervención del Partido Comunista venezolano.

Oficialmente, una vez en Rusia, los estudios de Illich pronto se diluyeron entre alcohol y mujeres, con el dinero que obtenía con facilidad gracias a la generosa mesada que le llegaba de Venezuela periódicamente. Tras muchos intentos en vano de encarrilar al joven, Carlos finalmente dio una estocada a su permanencia en Moscú al participar en una marcha organizada por simpatizantes pro-árabes en Moscú, lo cual causó que fuese expulsado de la universidad en 1970.

Los historiadores frecuentemente consideran esta anécdota una coartada de la KGB para librar al nuevo recluta de toda sospecha. Sin embargo, no existen pruebas de que Carlos haya estado en la nómina de la KGB. De aquellos árabes escuchó por primera vez durante sus luchas contra los israelíes y cuando en 1966 el Frente Popular para la Liberación de Palestina, FPLP, le declaró la guerra a Israel, Illich dejó Moscú por un campo de entrenamiento en Jordania. El mismo día de su llegada Illich fue bautizado con el nombre con el que pasaría a la historia: Carlos.

El origen según las malas lenguas viene de la relación de su padre con el entonces presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez. El alias de “El Chacal” se lo dieron más tarde, cuando en una redada a la casa donde escondía unas armas en Londres, la policía halló una copia de la novela de William Forsyth, El día del Chacal. Aunque la novela no le pertenecía y Carlos era uno de los varios seudónimos que usaba, la prensa sensacionalista no tardó mucho en convertir “El Chacal”en su nom de guerre.


Tras la declaración de guerra, los palestinos fueron expulsados de Jordania y George Habash, líder del movimiento, lo envió a Londres como su representante en Inglaterra.

Una vez allí se fue a vivir con su madre y se inscribió en la Universidad de Londres, donde estudió economía y ruso. Mientras estudiaba, Carlos revisaba el periódico en busca de judíos prominentes a quien extorsionar o asesinar en nombre del frente. De esta época varios golpes le son atribuidos, pero no hay pruebas de que en realidad haya llevado a cabo ninguno de ellos.

1972 fue un buen año para el FPLP. Sin mucha pausa realizaron el secuestro de un avión de Lufthansa en Londres, el ataque al aeropuerto de Tel Aviv y la masacre de los atletas judíos en las Olimpíadas de Munich; golpes que en el futuro le serían erróneamente atribuidos a Carlos por la prensa.

Pero el éxito de las acciones hizo que este decidiera tener un rol más activo en la causa. La oportunidad llegó el 28 de Junio de 1973, cuando Mohamed Boudia, operativo del FPLP en París fue asesinado por grupos paramilitares israelíes. Carlos fue asignado como asistente del sucesor de Boudia, Michel Moukharbal. Pero la inexperiencia los condujo a una serie de ataques sin o con relativo éxito, que eventualmente los llevó a retirarse para orquestar futuros ataques.

En 1975, Moukharbal fue arrestado en Beirut y al ser interrogado por la policía sucumbió a la presión. En su testimonio identificó a Carlos y dio la dirección de una de sus novias en París. El 20 de junio agentes franceses tocaron a la puerta del 9 Rue Toullier, donde Carlos celebraba en compañía de varios estudiantes venezolanos.

Los agentes entraron al apartamento con Michel Moukharbal. Al preguntarle si reconocía a alguien en la fiesta, Michel levantó el dedo y señaló a Carlos. Iracundo, Carlos abrió fuego, mato a Michel, a dos agentes e hirió a otro. Esa misma noche saldría hacia Beirut, vía Bruselas, utilizando un pasaporte chileno falso. En Beirut Carlos fue recibido como un héroe por el asesinato de Moukharbal, quien había sido desenmascarado como un doble agente, y la FPLP le pidió que formara un equipo para llevar a cabo un plan que sería el que finalmente lo escribiría en los libros de historia: el secuestro de los ministros de la OPEP en Viena en 1975.

El equipo estaba formado por 7 personas, tres alemanes, dos palestinos y un libanés.

Tras meses de preparativos, el domingo 21 de diciembre entraron en la sede de la OPEC en Viena y una vez dentro del lobby sacaron sus armas y procedieron someter a los presentes. Los ministros fueron divididos en cuatro grupos: liberales, semi-liberales, criminales y neutrales. Los estados criminales eran: Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Irán y Qatar, por no estar lo suficientemente envueltos con el movimiento palestino. La orden del FPLP era ejecutarlos.

Las negociaciones fueron cortas y las demandas por un avión fueron cumplidas sin mucha vacilación. Con los ministros como rehenes, volaron a varios países del Medio Oriente hasta finalmente ser aceptados en Argelia, donde liberaron a los rehenes y desaparecieron bajo la protección del gobierno argelino. Varias fuentes dicen que Carlos recibió personalmente cerca de 50 millones de dólares por liberar a los ministros. Carlos, por supuesto, niega esta afirmación y el hecho de que aún esté vivo puede ser prueba.

Sin embargo su condescendencia con los ministros fue criticada por el frente y como consecuencia fue expulsado del mismo.

Durante la toma de la OPEP, Carlos se había comportado como una diva, firmando autógrafos y exponiéndose públicamente para los fotógrafos. El FPLP le dijo que en la organización no había lugar para celebridades. Además, al identificarse en Viena no lo hicieron como miembros del grupo. A partir de allí Carlos se convertiría en mercenario del mejor postor.

Durante los siguientes años, Carlos se dedicó a perpetrar ataques a diferentes asuntos europeos y bajo diferentes banderas, pero en realidad sus trabajos no eran más que producto de su actividad comercial como mercenario. Pero en 1984 finalmente halló una causa personal, cuando su esposa, la alemana Magdalena COP, fue arrestada por tráfico de armas. Tratando de forzar su liberación, realizó una serie de ataques terroristas en Francia que no tuvieron mayores resultados y Kopp finalmente fue liberada el 4 de mayo de 1985 por buena conducta.

En busca de una guarida Carlos y Kopp viajaron a través del Medio Oriente, del cual Carlos se había desvinculado y donde era una persona no grata, hasta que Siria le concedió asilo con tal que se mantuviese a bajo perfil durante su estadía en Damasco, ciudad que tomó por residencia.

El fin de Carlos empezaría a escribirse en 1991. Con la Guerra del Golfo en ciernes, Saddam Hussein, de acuerdo a la CIA, empezó a hacer planes para ataques terroristas contra intereses estadounidenses, y el nombre de Carlos como líder y planificador de los ataques llegó a manos de la inteligencia norteamericana.

Siria, aliada de los Estados Unidos en la guerra, buscando mejorar sus relaciones con Washington, expulsó a Carlos del país, obligándolo a radicarse en Sudán. En Jordania, Carlos dejó a Kopp para casarse con la jordana Abdel Salam Adhman Jarrar Lana y Kopp dejó el país rumbo a Venezuela en compañía de su suegra y la hija de ambos.

En Sudán, Carlos no tardó mucho en volver a su vida de playboy, avergonzando al gobierno musulmán de Sudan, pavimentando el camino para su entrega a oficiales franceses. Francia había buscado la extradición de Carlos sin mucho éxito, prometiendo hasta el perdón de la deuda externa si se revelaba el destino del terrorista. Finalmente recibió información de su paradero y decidió ejecutar un plan para hacerse con su antiguo Némesis.

El sábado 13 de agosto Carlos se internó en un hospital de Jartum para operarse de una varicosela. Terminada la operación, y antes que pasara el efecto de la anestesia, un oficial sudanés le informó que un atentado en su contra acababa de ser descubierto y que lo llevarían a un sitio seguro. Carlos fue llevado al pueblo de Taif mientras esperaba instrucciones. A las diez se fue a dormir y a las tres de las mañana un grupo comando lo despertó, le inyectó un narcótico y lo metió en un saco, a bordo de un jet privado con rumbo a Francia, donde le fueron leídos los cargos por el asesinato del 9 Rue Toullier en 1975.

A pesar de que la inteligencia francesa había violado cualquier ley procesal habida y por haber, la liberación fue negada al terrorista y el 23 de diciembre de 1997 fue condenado a cadena perpetua. Actualmente en prisión, aparentemente para siempre, Carlos no ha dejado la buena vida. En Francia, a pesar de todo es una celebridad y en el año 2001 se casó con su abogada la francesa Isabelle Coutant-Peyre con quien disfruta, según él mismo, de habanos y buena conversación durante las visitas conyugales.



El Chacal, preso mimado de Venezuela


GERARDO REYES

Si el Chacal quería votar, el gobierno venezolano respondía de inmediato a su inquietud (Fax 138, ``Muy
urgente'').

Si el Chacal exigía que Venezuela pagara su defensa legal con los fondos secretos del presidente Hugo Chávez
($500,000), la embajada en París tramitaba su petición (Fax 506).

Y si al Chacal se le ocurría lanzarse a la Asamblea Nacional Constituyente desde su cárcel o proponer un artículo
en materia de seguridad del Estado para la nueva Constitución, Venezuela estudiaba su propuesta (mensaje
cifrado, junio 24, 1999).

Carlos Ilich Ramírez Sánchez, alias el Chacal, ciudadano venezolano y terrorista internacional, ha sido el preso
mejor atendido por Venezuela en el exterior en toda su historia diplomática, y el de mayor influencia en el
gobierno.

Al menos esa es la impresión que tiene Nelson Castellano Hernández, ex cónsul de Venezuela en París, quien
alega que fue despedido de su cargo por presiones del propio Ramírez al gobierno de Chávez.

''La atención del gobierno venezolano a Carlos no es necesariamente un gesto humanitario, sino de
agradecimiento'', explicó Castellano, quien fue jefe del servicio consular de la embajada en París. ``La
explicación a esa actitud hay que buscarla en un compromiso de Chávez, de quien se dice recibió financiamiento
del clan de Ramírez Sánchez''.

Hay que buscarla también, agregó, en un compromiso del ex ministro venezolano Luis Miquilena, quien ha
admitido su estrecha amistad con el padre del Chacal, José Altagracia Ramírez.

Miquilena dijo a un periódico francés que la personalidad y la trayectoria del Chacal le merecen ``el más grande
respeto''

''Todavía me cuesta trabajo entender que un hombre como Ilich Ramírez, que desde 1998 anunció en una carta
desde su celda que su heredero sería Osama bin Laden, tenga tanto poder en un gobierno que se supone
democrático, y que el presidente Chávez le escriba diciéndole distinguido compatriota'', afirmó Castellano.

Castellano está de visita en Miami y hoy a las 11 am. hará un recuento en el Consejo por la Libertad de Cuba
(701 SW 27th Avenue) del largo historial de su relación con El Chacal, desde que fue secuestrado por el terrorista
en Líbano en 1991, hasta que fue despedido en 1999 por el entonces canciller José Vicente Rangel.

El ex diplomático venezolano recordó que el primer día del secuestro, Ramírez lo llevó en un automóvil a Siria y
allí lo invitó a comer sancocho para advertirle que se abstuviera de continuar una investigación contra el
embajador venezolano Antonio Pitoll, acusado de tráfico de visas.

Al final del secuestro, el terrorista le entregó una acta de nacimiento suya firmada mientras le decía, según
Castellano: ``Mi firma vale mucho dinero. Cuando tengo necesidades, escojo un millonario y le escribo, le
recuerdo que él tiene familia y él me envía dinero''.





Después de la experiencia en el Líbano, Castellano regresó a París, donde estuvo a cargo del caso de Ramírez,
quien fue arrestado en 1994 por el asesinato de dos funcionarios de policía franceses el 27 de febrero de 1975.

El diplomático lo visitó varias veces en su prisión de La Santé, para tomar nota de sus continuas exigencias.

Afirma Castellano que el detenido y su abogada y novia, Isabel Coutant-Peyre, pretendían presentar al gobierno
venezolano como un aliado de su causa.

Después de que la abogada hizo comentarios que Castellano consideraba que eran competencia del gobierno de
Venezuela, el diplomático le informó en una carta a la abogada que se estaba inmiscuyendo en asuntos de
gobierno.

''Esa carta produjo la ira de Ilich Ramírez, quien giró instrucciones a Caracas para que me sacaran del Ministerio
de Relaciones Exteriores'', explicó.

El entonces canciller Rangel lo desvinculó del servicio diplomático en septiembre de 1999.

Miquilena acusó a Castellano de ser un ''fabulador''. El ex diplomático le respondió que ``las fábulas, cuando son
dichas con pruebas, se llaman verdades''.

Durante las múltiples conversaciones que sostuvo con el Chacal, recuerda Castellano, éste le dijo que tuvo un
hijo en Cuba con una mujer de la isla a quien conoció mientras entrenaba, a principios de los años 70, una célula
terrorista llamada Punto Cero.

''El Chacal tiene miedo de que lo lleven a Guantánamo'', dijo el ex diplomático. ``Desde el 11 de septiembre, su
situación no es la misma''.

Ramírez también recibió visitas del embajador venezolano en Francia, Hiram Gaviria, quien renunció hace poco.

En un informe ''cifrado'' escrito por Gaviria, y conocido por El Nuevo Herald, se dejó constancia de cómo El
Chacal alardeaba de sus influencias en el gobierno de Venezuela.

El embajador escribió: ``El Sr. Ilich Ramírez Sánchez... afirmó que mi designación como embajador venezolano
en Francia obedece al deseo del gobierno de que me ocupe prioritariamente de él... Expresó el deseo de ser
candidato de la Asamblea Constituyente''.

«Aseguramos la existencia de los palestinos con nuestros secuestros y asesinatos»

El terrorista internacional «Carlos» comparece ante la Justicia francesa




No hay comentarios:

Publicar un comentario