jueves, 13 de noviembre de 2014

El palacio aéreo de Peña Nieto que se desplomó

El nuevo avión presidencial llega a México; es considerado el más caro del mundo, una burla para todos los mexicanos
Ser rico es malo!


Considerado como el avión presidencial más caro del mundo, el Boeing 787-9 Dreamliner llegó este jueves a la Base Aérea Militar Número 1 en Santa Lucía, Estado de México. La nueva aeronave, exclusiva para el Jefe del Ejecutivo federal y su equipo, costó –según datos dados a conocer al principio del proyecto– unos 6 mil 308 millones de pesos.

El costo de este avión desató polémica en diversos sectores del país desde 2012, cuando el entonces Presidente Felipe Calderón Hinojosa inició las negociaciones de compra con la empresa estadunidense Boeing. La justificación de Calderón Hinojosa fue que ya habían fallecido en accidentes aéreos dos titulares de la Secretaría de Gobernación: Juan Camilo Mouriño [en 2008] y Francisco Blake Mora [2011], por tanto el tener una aeronave más moderna para el Presidente era un asunto de “seguridad nacional”






El proyecto para la adquisición que fue presentado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en aquel entonces, destaca que el arrendamiento financiero para realizar la compra incluía pagos anuales durante 25 años. La inversión incluye modificaciones al avión y la instalación de un sistema de seguridad, que buscan evitar que sus dos baterías de iones de litio provoquen fuego. Actualmente, la Presidencia de la República utiliza el TP-01, un Boeing con capacidad para 66 pasajeros que data de 1987. Además también utiliza el TP-02, otro Boeing con capacidad para 68 pasajeros, que es de 1989, los cuales tienen que hacer escala cuando se trata de vuelos trasatlánticos. En cambio, el 787-9 podrá hacer viajes sin escalas y con 280 pasajeros. Tendrá aire más limpio, con mayor humedad, ventanas más grandes, persianas electrocromáticas y puede recorrer 15 mil 750 kilómetros sin detenerse.



Por poner un ejemplo, podrá ir de México a Tokio sin escalas, cosa que ningún otro TP-01 había logrado hasta la fecha. Además del costo del avión, se prevé un gasto de mil 170 millones 378 mil pesos por concepto de mantenimiento. La adquisición será a través del modelo de arrendamiento financiero, el cual será cubierto por el Banco Nacional de Obras (Banobras). Desde 2011, la Sedena ya había solicitado recursos para la compra pero le fueron negados por la misma SHCP. Los recursos que se gastarán en la compra de la aeronave, superan al gasto anual del al menos 17 congresos estatales y es superior a los presupuestos que recibieron este año las secretarías de Energía [3 mil 253 millones de pesos], de la Función Público [mil 478 millones de pesos], de Turismo [6 mil 053 millones de pesos] y del Trabajo y Previsión Social [4 mil 903 millones de pesos].


Se desploma el nuevo avión presidencial, nunca 
tripulado

Aquel que parecía ser el nuevo avión presidencial TP-01, modelo Boeing Dreamliner 787, el día de hoy, a unas horas de su llegada al Estado Mayor presidencial, cae desplomado en el Golfo de México, ante la mirada atónita de todos aquellos que juraron era este el avión más seguro de todos los Tiempos.

Con un precio de 7 mil millones de pesos y mas 100 millones de dólares invertidos en modificaciones de espacios y seguridad, el que se supone seria el nuevo avión presidencial TP-01, modelo Boeing Dreamliner 787, salió esta madrugada procedente de Dallas, Texas (lugar en donde se le hicieran las modificaciones requeridas por la presidencia mexicana) y se encontraba volando sobre el golfo de México como parte de las pruebas de seguridad, antes de ser abordado por el Primer Mandatario Mexicano, Enrique Peña Nieto, durante sus próximas giras programadas a China y Australia, cuando por cuestiones que hasta el momento no se encuentran determinadas, cayó desplomado dejando un saldo de 7 personas sin vida.

James McNenney, presidente de Boeing Company, quien inmediatamente reacciono ante el suceso, emitió un comunicado de prensa en el que asegura que el Dreamliner 787, al momento de su entrega se encontraba en las mejores condiciones y que incluso resultaba innecesaria cualquier prueba extra de seguridad por parte del gobierno mexicano, por lo que responsabiliza en su totalidad al piloto (también de procedencia Mexicana) que no supo pilotear de forma adecuada la aeronave, misma cuyos restos ahora se encuentran esparcidos por gran parte del Golfo Mexicano.

Cabe destacar que con la cantidad pactada como precio del que hoy por hoy es considerado el avión más caro del mundo, nada menos que 750 millones de dólares (precio equivalente en pesos), fácilmente hubiera sido posible:

· La construcción de 118 universidades
· La construcción de 296 preparatorias
· La construcción de 98 hospitales con el mejor equipamiento y tecnología de la más alta calidad
· La construcción de 29,600 viviendas dignas y seguras
· Cubrir el gasto de una familia mexicana promedio, por un periodo de 450 mil años

De acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, la Sedena detallo que del 2013 al 2014 ya se han invertido 316 millones 99 mil 420 pesos, como parte del pago inicial del que fuera el supuesto próximo avión presidencial, cantidad que equivale sólo al 4.6% del costo total que será pagado durante los próximos 15 años.

Así mismo, para el ejercicio fiscal 2015, la Cámara de Diputados aprobara recursos por 455 millones 996 mil 17 pesos para continuar con la amortización de la compra de la aeronave.

Durante el 2016 y 2017 la cantidad aumentara a 501 millones 518 mil 456 pesos de forma consecutiva y a partir de 2018 en adelante, cada año se deberá destinar una partida hasta completar los cuatro mil 994 millones 864 mil 538 pesos restantes.
Por otro lado, fuentes cercanas al Estado Mayor afirman, que los recursos para el primer pago emitido para esta aeronave fantasmaprovenían de los fondos que se deberían haber utilizado para ayudar a las personas afectadas por los desastres climáticos del año pasado, que afectaron a 23 entidades del país.
El presidente Mexicano Enrique Peña Nieto, durante una rueda de prensa ofrecida hace un par de horas, dijo encontrarse consternado con este evento, pero firme para realizar todas las investigaciones necesarias hasta llegar a los responsables de este trágico accidente, que no sólo le arrancara la vida a las 7 personas que se encontraban realizando las prueba de seguridad, sino que también deja a todos los mexicanos con una deuda multimillonaria sobre los hombros por los próximos 15 años, por una aeronave que por cierto nunca llego ni siquiera a tocar tierras mexicanas./Fuente CNN Español.

Publicado por Punto x Punto Noticias



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada