sábado, 22 de noviembre de 2014

Aquí reposa la Duquesa de Alba

Como era su deseo, las cenizas de la Duquesa de Alba ya descansan en la iglesia del Cristo de los Gitanos
Los hijos de doña Cayetana, muy afectados tras la ceremonia, han insistido en lo importante que era para ella reposar en este templo, con el que se sentía muy vinculada


Desde ahora, las cenizas la Duquesa reposan bajo un lienzo con una representación de la resurrección de Cristo, obra que donó ella misma a la iglesia. Varias coronas de flores, destacando las de la Hermandad y la preciosa declaración de amor de Alfonso Díez, se han situado a ambos lados de la lápida, en la que pueden leerse unas emotivas palabras que reflejan el cariño mutuo de la Duquesa de Alba y el lugar en el que descansa: "Aquí reposan las cenizas de nuestra Hermana doña Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, Duquesa de Alba. Camarera de Honor de Maria Santísima de las Angustias, Medalla de Oro y gran benefactora de esta Hermandad de los Gitanos, gracias a cuya contribución y ayuda fue posible la reconstrucción de este Santuario. Estará por siempre en la memoria de nuestra Hermandad".




La elección de este lugar es bastante significativa, dada la gran vinculación de doña Cayetana con esta Hermandad. Siempre que podía acudía a visitar al Cristo de los Gitanos, del que la familia Alba es fiel devota y por el que doña Cayetana sentía verdadera pasión. Todas las madrugadas del Jueves Santo, cuando sale en procesión por las calles de Sevilla, el Cristo de los Gitanos pasaba por delante del palacio de la Dueñas. Entonces, salvo en alguna ocasión en la que faltó, la Duquesa salía a recibirlo, le colocaba un ramo de flores y se cantaba una saeta, antes de continuar con la procesión.






La ceremonia

Cayetano Martinez de Irujo












El Monasterio de la Inmaculada Concepción de Loeches, la última morada de los Alba



Una parte de las cenizas de La Duquesa se llevará al panteón familiar de los Alba en la localidad madrileña de Loeches. Situado en el Monasterio de la Inmaculada Concepción, fue construido por el duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó y es una réplica a escala inferior del panteón de los Austrias en El Escorial. Se inauguró en 1909 y alberga los restos del conde duque de Olivares y su esposa, así como de varios miembros de la familia Alba. Reposan allí además los dos primeros maridos de doña Cayetana, Luis Martínez de Irujo y Artacoz y Jesús Aguirre.



Lo más destacable del panteón es el mausoleo de Francisca de Sales, condesa de Montijo, esposa del duque de Alba y hermana de Eugenia de Montijo (esposa de Napoleón III), esculpido por Juan Bautista Clésinger en 1860. 



El Monasterio de la Inmaculada Concepción fue fundado en 1640 por Gaspar de Guzmán y Pimentel, I Conde-Duque de Olivares, valido del rey Felipe IV de España. La obra fue terminada por su sobrino, Luis de Haro y Guzmán, Marqués de El Carpio y IV Conde-Duque de Olivares y se convertiría en una de las iglesias más ricas, en obras pictóricas, de España. Una colección de arte que incluía obras de la Escuela de Voss, Alonso Cano, Rubens, Bassanno, Tintoretto, Veronés, y Miguel Ángel, entre otros. Actualmente esas obras se encuentran en Francia e Inglaterra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada