lunes, 30 de marzo de 2015

Quién era Andreas Günter Lubitz?

El hombre que asesinó a todos los pasajeros a bordo del vuelo 4U9525





El copiloto del condenado Germanwings Airbus A320 encerrado su capitán de la cabina antes de que deliberadamente se estrelló contra una montaña a 'destruir el avión ", se reveló sensacionalmente hoy.

Fiscal francés Brice Robin dio detalles más escalofriantes de los últimos diez minutos en la cabina antes de que el Airbus A320 se sumergió en los Alpes franceses, matando a 150 personas.

Revelando los datos extraídos de la grabadora de voz cuadro negro, dijo el co-piloto - 28 años de edad, el alemán Andreas Lubitz - encerró a su capitán a cabo después de que el alto oficial salió de la cabina.






En ese punto, Lubitz utiliza el sistema de gestión de vuelo para poner el avión en un descenso, algo que sólo se puede hacer manualmente - y deliberadamente.

Él dijo: "La intención era destruir el avión. La muerte fue instantánea. El avión se estrelló contra la montaña a 700 kmh (430 mph).


Se ofreció dos veces a tomar al mando del avión

La desesperación del piloto del Airbus 320, Patrick Sondheimer, no solo le llevó a intentar derribar la puerta de la cabina con un hacha. Según parte de la grabación que mantuvo desde el exterior con Andreas Lubitz, el capitán le pidió en repetidas ocasiones que abrirera la puerta entre gritos de "¡Por el amor de Dios, abre la puerta!" sin éxito alguno y con el único objetivo de evitar la muerte de 150 personas, incluida la del propio copiloto.

Sin embargo, algo que ha pasado desapercibido en los medios es la insistencia de Lubitz algo que luego seria crucial, y es que a Sondheimer no le había dado tiempo a ir el baño. Tras casi 40 minutos de vuelo, el comandante pidió al copiloto que preparara el aterrizaje, a lo que el joven alemán contesta en un tono casi imperceptible "Ojalá, Vamos a ver" y le insiste hasta en dos ocasiones que fuera al baño. "Ya puedes asumir los mandos", dijo el capitán antes de abandonar la cabina ajeno al trágico desenlace.




'No creo que los pasajeros se dieron cuenta de lo que estaba ocurriendo hasta los últimos momentos, porque en la grabación sólo se escuchan los gritos en los segundos finales



Bajo guardia: Policía mantienen los Medios de comunicación Fuera de la Casa Dónde piloto Andreas Lubitz vivio en Montabaur, Alemania, Despues De Que Se Revelo Que Fue el Responsable de la muerte de Todas las 150 personalidades a bordo del Airbus A320


La Muestra de la puerta en la casa de Andreas Lubitz en Montabaur, Alemania. EL Tenia Sólo 600 horas de Experiencia de Vuelo Despues De uniRSE un Germanwings en 2013 Directamente de la Formación

A Lubitz le habían recetado medicamentos antipsicóticos y antidepresivos



El copiloto del vuelo de Germanwings siniestrado en Los Alpes, Andrea Lubitz, sufría varios trastornos psicológicos para los que los médicos le habían recetado Olanzapina y Agomelatina, dos fuertes medicamentos antipsicóticos y antidepresivos con un fuerte efecto sedante.

Según han explicado varios medios internacionales, como Le Parisien, el copiloto había sido diagnosticado por un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG), para el que los médicos le recetaron Olanzapina, un potente antipsicótico atípico indicado para el tratamiento de la esquizofrenia, episodios agudos de manía y episodios depresivos asociados con el trastorno bipolar.




Este medicamento se suele recetar sólo en casos graves de trastornos de ansiedad ya que entre sus efectos secundarios se encuentra el de producir una fuerte sedación en los pacientes tratados con este compuesto, así como discinesia, es decir, movimientos involuntarios en todo el organismo, habituales en las enfermedades nerviosas.





TRASTORNO DEL SUEÑO

Por otro lado, Lubitz padecía un trastorno del sueño que le impedía descansar correctamente, por lo que los especialistas estimaron que lo más recomendable era recetarle Agomelatina. Este medicamento es un antidepresivo que también puede provocar efectos sedantes así como somnolencia.

Según el prospecto de este medicamento, aunque no se han realizado estudios sobre los efectos sobra la capacidad para conducir, si que se debe tener especial atención, ya que los mareos y la somnolencia son reacciones adversas frecuentas. Además, una de las muchas advertencias es que podría existir riesgo de pensamientos suicidas o de autolesión.

Lo que aun falta por determinar es si el copiloto que presuntamente accionó los mandos del avión para precipitarlo a tierra, había tomado estos medicamentos antes de emprender el vuelo en el que perdieron la vida 149 personas, cosa que demostrarán los forenses cuando analicen sus restos.

Identificados los restos de Andreas Lubitz





Los restos de Andreas Lubitz, el copiloto que presuntamente estrelló el avión de Germanwings el pasado martes, han sido identificados por los forenses, lo que abre una nueva vía en la investigación de las causas del trágico accidente.

Los forenses han hallado los restos de Lubitz, según fuentes que están llevando a cabo la investigación, tal y como ha informado el diario alemán Bild. Una vez que los investigadores confirmen si finalmente se trata de él, se podrá investigar si el fallecido había tomado alguna medición o sustancia que pudiera haber alterado su conducta antes de subirse al avión.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada