domingo, 12 de abril de 2015

El fracaso Maduro en la Cumbre

Maduro y la suerte en contra en la Cumbre de las Américas

Como ningún mandatario, periodista, oficialista u opositor, Nicolás Maduro preparó su asistencia a la ya concluida cumbre: siguiendo el "modelo" de recaudación, esta vez de firmas, se dice llegó a Panamá con trece millones de firmas para apoyarlo en su exigencia a los Estados Unidos de derogar "de manera inmediata" el decreto contra sus corruptos funcionarios y que coloca a Venezuela como un país peligroso para Estados Unidos. Las supuestas firmas nunca fueron entregadas durante la cumbre y se supone las enviará a La Casa Blanca por la vía diplomática.



Aparte de las firmas, trasladó a Panamá con los gastos cubiertos en su totalidad, a más de mil quinientos chavistas para que organizaran manifestaciones a su favor y en contra del presidente Obama, algo que tampoco cumplió su objetivo, ya que la seguridad en torno al Presidente Obama era tan fuerte, que esto impidió que el paso de su caravana presidencial ni una sola vez se vio detenida por estas manifestaciones populares.




También logró acordar con sus inseparables colegas Morales, Kirchner, Correa, Santos y Ortega, que cada uno de ellos mencionara en sus intervenciones la situación de Venezuela respecto al decreto, algo que efectivamente cumplieron cada uno de sus aliados, incluso Raúl Castro, que era la vedette de la cumbre, pero no logró Maduro nada con esto, puesto que el Presidente Obama solo hizo alusión a Venezuela en muy contadas ocasiones pero solo para recalcar que ese decreto era una formalidad y reiterando el apoyo a la democracia y a la libertad de expresión, y al cumplimiento de los Derechos Humanos.






Algo que si llamó la atención del Presidente Obama y su comitiva, fue el fuerte cacerolazo contra Maduro que realizaron multitud de opositores venezolanos en la noche del viernes cuando se daba inicio formal a la cumbre con la llegada de los mandatarios al recinto escogido.

Cuentan personas cercanas a Maduro, que este no durmió durante los tres días que antecedieron al inicio de la cumbre y que para evitar a los medios decidió contratar a un doble suyo, para que usando su cuerpo de seguridad, los engañara y así pudiera desplazarse tranquilamente por Panamá buscando con frenetismo una entrevista con el Presidente Obama.



... "El Diario “La Prensa de Panamá” y otros medios de comunicación locales captaron imágenes de un supuesto doble que usó la seguridad del presidente Nicolás Maduro para distraer la atención de los periodistas que esperan su arribo a la Cumbre de las Américas.

En las imágenes se puede notar a un hombre de contextura similar al jefe de Estado venezolano y a una mujer, con características físicas parecidas a las de su esposa, Cilia Flores.

“Medios de comunicación presentes en el centro de convenciones Atlapa pudieron comprobar esta mañana cómo la seguridad del presidente venezolano, Nicolás Maduro, utilizó a un doble para intentar despistar a los periodistas. La maniobra de seguridad también incluyó a una doble de la esposa de Maduro, Cilia Flores. Agarrados de la mano y rodeados de funcionarios de seguridad, ambos salieron del hotel Sheraton, ubicado al lado del centro de convenciones donde se realiza la VII Cumbre de las Américas”, reseña el diario en un texto publicado en su portal web... "



Tampoco le sirvió su discurso desproporcionado y que más se acercó al tono de discordia, donde cometió el error de "exigirle" al Presidente Obama que lo atendiera, y que para esto el le "tendía la mano" para el diálogo, lo cual le fue informado al Presidente Obama interpretándolo como una agresión en su contra, sin olvidar que ni siquiera durante la intervención de Maduro en la cumbre Obama estaba presente.





Y como es costumbre, Maduro 
cometió el error durante su intervención:

"Yo también quiero un futuro y un futuro con Estados Unidos. Nosotros no somos antiestadounidenses, somos antiimperialistas",
y, para demostrar ello, dijo ser admirador de músicos como Jimmy Hendrix y Eric Clapton, sin percatar que este último es de origen inglés. 

Ya con el tiempo en su contra, Maduro desesperado, decide hacerle cacería al Presidente Obama en los pasillos, al recibir información que le detallaba el instante en que podría forzar un acercamiento, lo cual logró y durante diez minutos abordó a Obama, Allí, Obama le reiteró que "el interés de Estados Unidos no era amenazar a Venezuela, sino apoyar la democracia, estabilidad y prosperidad en Venezuela y en la región"
Pero su actitud arrogante de nada le sirvió al exigirle al Presidente Obama derogar dicho decreto:



... "El gobierno de Estados Unidos no derogará el decreto sancionatorio en contra de siete funcionarios venezolanos porque "es algo que ya está implementado", así lo afirmó este sábado desde Panamá Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Latinoamérica.

Jacobson dijo que la administración de Washington está al tanto de que el decreto ejecutivo firmado por Barack Obama "no está bien visto" en la región, pero que continuará en vigencia, detalló en una entrevista concedida a CNN en Español.

"El lenguaje de la orden ejecutiva no se va a cambiar porque estaba basada en una ley que tiene ese lenguaje, y lo usamos siempre con la implementación de esas sanciones. Ese es el lenguaje normal", añadió Jacobson.

La funcionaria estadounidense reiteró que, en su opinión, "no hemos nombrado a Venezuela como un país amenaza para los EEUU", sino que la orden hace referencia a los siete funcionarios del Estado venezolano que en palabras de Jacobson serían una supuesta amenaza al sistema financiero norteamericano.

La subsecretaria de Estado añadió además, que el decreto no significa que Estados Unidos pretenda invadir Venezuela o "vamos a cambiar el gobierno de Venezuela de manera extraconstitucional... "


Desde otro punto de vista, Darío Ramírez, concejal del municipio de Sucre, Venezuela, actualmente exiliado con orden de detención, contó que Maduro "hizo lo imposible" para reunirse con Obama.

Sobre el decreto en el que Estados Unidos manifiesta que Venezuela es una amenaza para su territorio y que generó rechazo entre algunos gobernantes que participaron en la Cumbre, Ramírez dijo que la medida no debe ser vista como una ofensa para sus compatriotas.

"Son unas sanciones contra siete funcionarios que han cometido violaciones de derechos humanos en Venezuela. Sería bueno explicar cómo estos siete funcionarios tienen cuentas en Estados Unidos que sobrepasan los cientos de miles de dólares", remarcó.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada