domingo, 24 de julio de 2016

Reporte Fiscal Bharara caso narcosobrinos

Fiscalía de NY cree que las declaraciones de los sobrinos de Cilia Flores están cargadas de un tono sensacionalista

Gobierno de EEUU deja claro que las confesiones de los sobrinos de Cilia Flores para pedir mociones de evidencias tienen falsas afirmaciones


EEUU desmonta estrategia de defensa de sobrinos de Cilia Flores y pide realizar audiencia de prueba de culpabilidad



Tal como estaba programado, el fiscal Preet Bharara, ente acusador de los sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína de alta pureza a los Estados Unidos, respondió con largo informe lleno de evidencias, fotos y pruebas de diversa naturaleza, la solicitud hecha por los abogados de la defensa de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas que pedía la eliminación de las confesiones hechas por los acusados a los agentes de la DEA en el vuelo que los trasladó desde Puerto Príncipe hasta Nueva York el 10 de noviembre de 2015.

En las conclusiones del informe, el Gobierno sostiene que la Corte debe llevar a cabo una audiencia de prueba limitada en la que la fiscalía establecerá que la confesiones de los acusados se hicieron a sabiendas, voluntariamente e inteligentemente.




Ningún secuestro


La DEA confirma que capturar a sobrinos de Cilia Flores se hizo ajustada a derecho


El jefe de la DEA destacado en Haití, Michael T. Wilhite confirmó mediante una misiva, fechada el 10 de noviembre de 2015, que la policía nacional de Haití ejecutó las órdenes de arresto contra los sobrinos de Cilia Flores, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas basado en un solicitud judicial hecha por el gobierno de los Estados Unidos.

La Fiscalía de Nueva York, a cargo de Preet Bharara dio a conocer los detalles de la acusación, a la vez que consideró que la solicitud hecha por los abogados de los primos Flores no proceden en los términos planteados por los acusados.

El acusador de los Flores dejó claro que el procedimiento de su detención se hizo ajustado a derecho, para lo cual divulgó una serie de elementos probatorios, entre los que se encuentra, la carta enviada por el jefe de la DEA al gobierno haitiano.

En comunicación dirigida al ministro de Justicia y de Seguridad Pública de Haití, Pierre Richard Casimir, la DEA agradece que por los resultados de los esfuerzos bilaterales en control de narcóticos y destaca el papel desempeñado por la policía nacional por su colaboración con el caso.

En esa misma carta, se solicita legalmente la autorización del gobierno de Haití para transferir a los Estados Unidos de América, a Efraín Antonio Campo-Flores y Franqui Francisco Flores deFreitas, dos individuos buscados en los Estados Unidos por tráfico ilícito de cocaína.

La comunicación dice: "Puedo informarle que un juez de Nueva York les ha acusado de distribución de cocaína y autorizó una orden de detención en su contra, en violación del Título 21 del Código Judicial de los Estados Unidos".

Más adelante señala que Campo-Flores y Flores-de Freitas se encuentran actualmente en la Oficina de Control contra el tráfico ilícito de Estupefacientes (Oficina de Lucha contra el Tráfico Illicite des stupéfiants - BLTS). "En consecuencia, también te pido amablemente permitir al responsable de la Oficina Central de la Policía Judicial (DCPJ) y la Oficina para el Control contra el tráfico de estupefacientes (BLT) gestionar lo necesario para transferir a Campo Flores y Flores de Freitas a la DEA, con el fin de ser enviados a los Estados Unidos, y colocarlos ante el juez federal, que dirige el archivo legal para este caso.


Gobierno de EEUU asegura que sobrinos de Cilia Flores confesaron el delito de manera voluntaria


Cumpliendo el cronograma aprobado por la corte federal del Distrito Sur de Nueva York, el gobierno de los Estados Unidos, representado por el fiscal Preet Bharara presentó a consideración de la justicia las pruebas que sustentan la acusación contra los sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro, con las cuales pretende desmontar la estrategia de la defensa de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. En el libelo dice que los acusados confesaron sus delitos de manera voluntaria e inteligente.

El informe dice que los agentes presentaron para su conocimiento y firma los derechos de los acusados a permanecer en silencio y tener un abogado, entre otros, conocido como derechos Miranda. En el expediente aparecen copias firmadas por ambos imputados, y con cuatro testigos. Campos Flores y Flores de Freitas firmaron uno a las 5 pm y otro a las 7pm, respectivamente.


Los abogados defensores habían solicitado a la corte que eliminara de las pruebas del juicio la evidencia que contenía las confesiones de ambos acusados a los agentes de la DEA en el avión que los llevó desde Haití a Nueva York, porque las mismas violaban sus derechos establecidos en la enmienda 5 de la Constitución y que dichas confesiones habían sido obtenidas por el gobierno bajo presiones y manipulaciones, y en un estado mental de cansancio y saturación de los acusados.


Una vida llena de lujos

El hijastro de Nicolás Maduro y Cilia Flores confesó en una reunión antes de ser detenido en Haití por cargos de narcotráfico que había ganado diez mil millones de dólares en negocios ligados con el petróleo, que tenía un costoso auto Ferrari y que vivía una vida llena de privilegios, según se puede apreciar en un informe presentado a la Corte del Distrito Sur de Nueva York por el fiscal acusador de Efraín Antonio Campos Flores.




El fiscal Preet Bharara sostiene que los acusados no vivían modestamente en Venezuela, tal como tanto Campos Flores y su primo Franqui Francisco Flores de Freitas aseguraron en una declaración jurada en la corte neoyorquina. Todo lo contrario, dice el representante del gobierno de los Estados Unidos. "Viajaban en jet privado, tenía un Ferrari y dijo que se había ganado más de diez mil millones de dólares con el petróleo "

En las declaraciones de los acusados y las pruebas documentales dejan claro que los imputados ​​son hombres educados y adultos, en buen estado de salud física y mental, y que, en el momento de sus detenciones, disfrutaban de acceso a importantes recursos financieros y de otro tipo.

En concreto, Campo Flores es un abogado de 29 años de edad, no sufre de problemas de salud física o mental y Flores de Freitas tiene 30 años edad, y asistió a "hasta el cuarto año de la escuela secundaria y no tiene ningún problema de salud física o mental.

Los dos acusados ​​gozaban de grandes privilegios financieros, ya que están relacionados con el Presidente y Primera Dama de Venezuela. Su relación familiar con los miembros de alto rango del gobierno de Venezuela les permitió acceder a prebendas. En relación a ello, vale la pena aclarar que en la declaraciones grabadas de los acusados ​​por CS-1 y CS-2 se muestra que sus su estatus económico es incompatibles con su afirmación hechas por en la Corte según la cual "vivían modestamente en Venezuela" antes de su detención.

Por ejemplo, Campos Flores y Flores de Freitas volaron a Honduras y Haití en jets privados. Además, durante los 26 de octubre de, el año 2015 registró reunión en Venezuela, Campo se refirió a su "Ferrari" y declaró haber "ganado diez mil millones de dólares con el petróleo", y que" Hemos ganado dinero desde hace muchos años", y que "desde que empezamos a ganar dinero hemos pasado a ser llamativos".

En el informe se resalta que "A pesar de que los demandados también alegan que no se dedican al negocio de la droga
de tráfico", las comunicaciones electrónicas y sus declaraciones durante registradas durante los encuentros sugieren que la afirmación es falsa.

Por ejemplo, durante la reunión del 26 de de octubre de 2015, se describen las negociaciones que hicieron con los clientes de la droga en Francia con la disputa y donde se presentó una disputa sobre cómo deben hacerse los pagos de la venta del producto,(narcótico) y la recepción de los fondos.

Campo Flores, hijastro de Maduro, confesó en esa misma reunión cuya grabación está en poder de la fiscalía de Nueva York, que estaba negociando unos envíos de droga con algunos franceses y que había discutido con ellos cómo querían pagar un 30 por ciento de la costo del producto y le dije, "bueno, está bien, te pago treinta por ciento del costo".



Audiencia de prueba

El gobierno de los Estados Unidos pidió a la corte federal convocar a una audiencia de pruebas para demostrar la legalidad de las evidencias que sostienen la acusación contra Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencia de Venezuela, Cilia Flores y Nicolás Maduro.

El gobierno norteamericano sostiene, a través de un memorando sometido a la corte este 22 de julio, que se opone a la moción de las pruebas solicitadas por la defensa de los acusados, entre las que destacan:


1)Eliminación de las declaraciones después del arresto;
2)Eliminación de las imágenes, videos, y otras pruebas que muestran la manipulación de un ladrillo de cocaína por parte de los acusados y que los abogados dicen que el gobierno expolió; 
3)Al proyecto de ley de particulares que obligaría a la fiscalía a revelar la identidad de los informantes confidenciales que produjeron los materiales de la acusación.

El informe, firmado por el fiscal Preet Bharara, dice que la defensa repite afirmaciones inexactas de un funcionario público venezolano (Cilia Flores) tras la detención de los acusados, señalando que los dos imputados fueron secuestrados. "La petición de los acusados para suprimir sus confesiones se inicia desde una defectuosa primicia de que fueron secuestrados en Haití y proceden con una demanda sin mérito de que fueron obligados posteriormente por agentes de la DEA hacer declaraciones donde se violan sus derechos."

El Gobierno -dice el informe- solicita respetuosamente una audiencia de prueba a la que se pueda refutar y desmentir esas afirmaciones. La fiscalía establecerá en dicha audiencia que los acusados ​​fueron detenidos en Haití por los agentes de la ley extranjeros que se identificaron al momento del arresto. Los acusados fueron expulsados ​​por el gobierno de Haití y detenido por la DEA, y transportados rápidamente a este distrito en el que se presentaron en el cargo pendientes por comisión de delitos.

Por lo tanto, -sostiene- la solicitud de información adicional hecha por los acusados se debe negar sin una audiencia. "En el otoño de 2015, los acusados ​​Efrain Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas y otros, trabajaron juntos para intentar enviar cientos de kilogramos de cocaína desde Venezuela a Honduras, para que la droga fuera importado a los Estados Unidos con la ayuda de supuestos narcotraficantes mexicanos que eran, de hecho, fuentes confidenciales que actúan en la dirección de la DEA.

Continúa argumentando que a finales de octubre de 2015, Campos Flores dijo a dos de las fuentes que estaban presente durante una reunión grabada: "Estamos en guerra con los Estados Unidos."

Y durante las reuniones grabadas en Venezuela, Honduras y Haití, los acusados ​​discutieron múltiples vías para transportar cocaína a través de aviones privados, en el entendido de que la inequívocamente esa carga de narcóticos terminarían en este país.

En relación con las transacciones que esperaban generar millones de dólares en ingresos. En la reunión sostenida en Honduras el 4 de octubre de 2015, y contrario a los argumentos expresados por los acusados, pero coherente con sus confesiones a los agentes de la DEA, los acusados ​​afirmaron que se iniciaron en las actividades de tráfico de drogas en este caso.

Los dos acusados ​​gozaban de grandes privilegios financieros, ya que están relacionados con el Presidente y Primera Dama de Venezuela. Su relación familiar con los miembros de alto rango del gobierno de Venezuela les permitió acceder a prebendas. En relación a ello, vale la pena aclarar que en la declaraciones grabadas de los acusados ​​por CS-1 y CS-2 se muestra que sus su estatus económico es incompatibles con su afirmación hechas por en la Corte según la cual "vivían modestamente en Venezuela" antes de su detención.

Mientras que los acusados ​​afirman que su detención en Haití creó una gran cantidad de ansiedad acerca de si estaban siendo secuestrados, vale la pena notar que, por su propia admisión, antes
los acusados ​​confesaron, a los agentes de la DEA habían disipado las dudas en cuanto a qué estaban en custodia y que habían sido acusados de conspirar contra los Estados Unido.

Destaca que el agente especial de la DEA, González fue el encargado de informarles en español el procedimiento que se estaban llevando realizando. De hecho, en el avión que los llevaba de Haití a EEUU se Campos Flores dice que el agente de la DEA "nos mostró a mi primo y a mí un pedazo de papel y nos dijo que era una orden de detención en nuestra contra por parte de los Estados Unidos."

De hecho, una foto tomada en el momento de la acusados ​transfieren a las autoridades haitianas a la DEA muestra claramente los oficiales haitianos BLTS con uniformes que decían "Policía" y "o" BLTS en el pecho, y un agente que llevaba una chaqueta marcada con el titulo DEA.


Información tomada de @maibortpetit




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada