sábado, 29 de agosto de 2015

Maduro continúa burlándose de Colombia

Este viernes Nicolás Maduro convocó a sus seguidores a una marcha para apoyarlo en sus decisiones sobre la expulsión de los Colombianos de la frontera venezolana.

La marcha no fue muy concurrida, la utilizó para hacer una más de sus imitaciones al desaparecido Chávez, dando discurso populista lleno de agresiones al que no podía faltar la nota musical que tanto disfruta, forzándo a bailar su inmensa osamenta, sin encontrar lugar sus gigantes pies, con los que pisa una y otra vez a su mujer Cilia Flores, la que permanece callada y sonriente, participando del ridículo baile para demostrar su "poder" infinito al mundo.



Pero el momento más increíble fue cuando se le acercó un grupo, supuestamente vallenato, el que comenzó a entonar varias melodías colombianas, tomando entonces el grandote Nicolás en sus manos, las dos banderas, una colombiana y la otra venezolana, demostrando así su poder sobre las dos naciones, burlándose nuevamente de los colombianos.



Lo que sigue es más de lo de siempre: el par de camaradas Santos y Maduros abrazados, dándose besos y palmaditas en la espalda, mostrándose al mundo entero y a los medios, para que todos sepan que se han reconciliado y que todo sigue igual, pues lo planeado para expulsar los colombianos en la semana que acaba, ha funcionado, Santos acató las ordenes que llegan desde Cuba, ellos hicieron lo que quisieron con los colombianos bajo la complicidad de un presidente a quien lo único que le interesa es su manoseado "proceso de paz" , aquí los únicos que han perdido son esos miles de humildes y buenos colombianos, a quienes humillaron, golpearon, robaron y destruyeron sus vidas y sus familias por siempre. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada