sábado, 26 de julio de 2014

Hugo Carvajal y capos colombianos

Los nexos del chavista Hugo Carvajal con el narco colombiano Wilber "Jabón" Varela
Documentos judiciales que estaban sellados en un tribunal de Florida marcan que el general venezolano hacía negocios con el capo del cártel del Norte del Valle. "Vendió cientos de kilos de cocaína a la facción", apuntan



Al general Hugo Carvajal, ex jefe de la Inteligencia Militar venezolana detenido en Aruba a petición de Estados Unidos, se le suman problemas. Al cargo de vender armas y ayudar a la guerrilla de las FARC, ahora también le añaden nexos con la mafia del narcotráfico.

Carvajal está acusado de hacer negocios con el capo narcotraficante colombiano Wilber Varela, fallecido en 2008, según documentos judiciales a los que tuvo acceso la agencia EFE. Un artículo de la revista Semana explicó que, en concreto, Carvajal fue acusado el 16 de mayo de 2013 por un gran jurado de Florida de haber recibido dinero de Varela, alias "Jabón", cabecilla de una facción del escindido cártel del Norte del Valle, para "asistir" al narcotraficante en sus "operaciones de tráfico de drogas".

Los documentos de la acusación habían permanecido sellados en un tribunal del distrito sur de Florida hasta el jueves pasado, el día siguiente de la detención de Carvajal, quien este viernes debía comparecer ante un juez de Aruba, del que depende si sigue detenido y se inicia el proceso de extradición o queda libre.



La acusación del fiscal de Florida, el 16 de mayo de 2013



Según la acusación, Carvajal y otros mandos venezolanos de alto rango "asistieron" a esta banda de narcotraficantes "permitiendo que exportaran cocaína de Venezuela y proporcionándoles protección" para evitar su captura e informándoles de las actividades que realizaban las autoridades militares y policiales.

La Justicia estadounidense lo vincula con una facción del cártel colombiano del Norte del Valle, escindido por rivalidades internas, de la que Varela era cabecilla. En el documento de la acusación se relata que en 2004 Varela reubicó su base de operaciones delictivas en Venezuela por el temor a ser apresado por las autoridades colombianas y las amenazas de otros narcotraficantes.

"Desde 2004 hasta enero de 2008, Varela y sus compinches enviaron miles de kilos de cocaína de Venezuela a países como México, con conocimiento de que esa cocaína acabaría en territorio estadounidense", marcan los documentos.

Tras la muerte de Varela, en 2008, sus socios "continuaron pagando a Carvajal y otros mandos de alto rango venezolanos para que les asistieran en sus actividades de tráfico de drogas", indica el informe de siete páginas.

Se recoge en la acusación que, además, el general venezolano retirado "vendió cientos de kilos de cocaína a miembros de la facción de Varela" y que desde 2004 hasta septiembre del 2010,"asistió a los narcotraficantes" y los grupos encargados del transporte de la droga.

Entre otras acciones de encubrimiento y apoyo a los narcos, supuestamente Carvajal "permitió a los narcotraficantes y grupos de transporte exportar la cocaína e importar dinero a Venezuela" y les proporcionó "protección" para evitar su captura.


De ser trasladado a EEUU y ser declarado culpable del delito de "conspiración para distribuir cocaína con conocimiento en EEUU", podría ser condenado a cadena perpetua.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada