domingo, 13 de septiembre de 2015

Susana Barreiros, una juez que fue violada

La dignidad no tiene precio, ¿callaría usted si fuese víctima de un ataque sexual?

Desde que se conoció el nombre de la juez que asumió el caso de Leopoldo López, hace poco más de un año, los ojos de la prensa nacional se apostaron sobre ese dato: Susana Virginia Barreiros Rodríguez, juez provisional a cargo del Juzgado 28° del Área Metropolitana de Caracas, abogada egresada de la Universidad Santa María,  titular de la cédula de identidad V- 14.851.035, fue designada "provisionalmente" el 12 de agosto de 2010 por la Comisión Judicial como reemplazo de la juez María Lourdes Afiuni, han pasado cinco años y la temporalidad dentro del Poder Judicial se ha extendido.

En el 2012 fue nombrada 
junto a Alí Fabricio Paredes,por el Tribunal Supremo de Justicia como parte de los pocos juristas que tenían competencia en casos de terrorismo, delito que usualmente es imputado a adversarios del llamado “socialismo del siglo XXI”.

La suerte de Paredes se acabó el día en que fue destituido por “favorecer” con una sentencia a Walid Makled.

En diciembre del mismo año, Barreiros otorgó la libertad de Arné Chacón Escamillo, hermano del exministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, quien había sido imputado por la comisión de aprobación indebida de créditos y aprovechamiento fraudulento de fondos públicos”, delitos que había cometido mientras se desempeñaba como directivo de las entidades bancarias Baninvest, Central y Real.

Arné Chacón

Otras causas judiciales que han pasado por su despacho son los casos vinculados a otros banqueros y exbanqueros, como los de Ricardo Fernández Barruecos (Bolívar, Confederado, BanPro y Canarias), José Nicolás Tovar Jiménez, Ramón Heraldo Paredes y Alejandro Néstor Tineo Salas del Banco de Desarrollo Agropecuario (Bandagro).

Orgullosa de haberse fotografiado junto al presidente del parlamento, Diosdado Cabello, Barreiros otorgó la pena máxima que podía darle a Leopoldo López por los cuatro delitos que le imputó la fiscalía luego de la violencia en las protestas antigubernamentales de 2014.

Además, impuso como pena accesoria una inhabilitación política al dirigente que encabeza todos los estudios de popularidad en el país.

La vida personal de los funcionarios públicos y en especial de los del régimen de Nicolás Maduro se respeta por ser privada, pero el hecho del ataque sexual contra la juez Barrientos explica mucho sobre su verdadera personalidad: si renunció a acusar y lograr una sentencia ejemplar contra sus propios violadores por obtener un cargo, es muy fácil entender el hecho que haya recibido algún tipo de remuneración económica y laboral por proferir una sentencia viciada de prevaricato y de total desapego a la ley para contra Leopoldo López: 13 años, nueve meses y siete días...










4 comentarios:

  1. el hombre puede escapar de la justicia de los hombres,

    pero la justicia divina no escapa nadie,

    ResponderEliminar
  2. a la verga como habla paja donde estara ella

    ResponderEliminar
  3. FALTA DE TODO EN EL PAÍS Y A ESTA PERRA DE SUSANA BARREIROS LE PAGAN 400.000 EUROS

    ResponderEliminar
  4. MALDITO GOBIERNO PEOR QUE LAS 7 PLAGAS DE EGIPTO

    ResponderEliminar