mesa

mesa

domingo, 10 de marzo de 2013

CONSPIRACION: CASTRO ASESINO A HUGO CHAVEZ





                               FORTUNA DE CHAVEZ

 
HUGO CHAVEZ EN 14 AÑOS, SOLAMENTE, SE CONVIRTIO EN EL MAXIMO LIDER COMUNISTA, DEJANDO A UN LADO AL MISMO FIDEL CASTRO, ES CIERTO QUE GRACIAS AL DINERO Y PETROLEO VENEZOLANO, CUBA RESOLVIO SUS PROBLEMAS ECONOMICOS, TAMBIEN ES CIERTO QUE LOS CASTRO NO VIERON CON BUENOS OJOS QUE " EL MAESTRO FUESE SUPERADO POR EL APRENDIZ", ESTO GENERO MUCHAS DUDAS E INSEGURIDADES EN LOS CASTRO, ALGO SIMILAR A LO OCURRIDO CON SU CAMARADA EL CHE GUEVARA, FUE EL MISMO FIDEL CASTRO QUIEN ENTREGO LAS CORDENADAS DE SU UBICACION PARA QUE FUESE CAPTURADO Y LUEGO ELIMINADO.... POR ESTO NO ES DE EXTRAÑAR QUE CHAVEZ SE CONVIRTIERA EN OTRA PIEDRA EN EL ZAPATO COMO LO FUE EL CHE.... CHAVEZ LOGRO HACERSE MILLONARIO, ASI FUE PODEROSO, CONTROLO TODA SUR Y PARTE DE CENTRO AMERICA CON SUS ENTRAÑABLES CAMARADAS PRESIDENTES, A LOS QUE COLMO DE REGALOS Y ASEGURO SU PERMANECIA EN EL PODER EN CADA VOTACION ARREGLANDO FRAUDULENTAMENTE LOS RESULTADOS, LOS ARMO DE DINERO PARA COMPRAR CONSCIENCIAS, ASI SUBIO COMO ESPUMA DE CHAMPAGNE!! Y ESTO NO FUE VISTO CON BUENOS OJOS POR PARTE DE LOS CASTRO Y SU ASESOR VALDEZ.... 





 

Cuban Medicine Killed Hugo Chavez (La medicina cubana mató a Chávez)



Quizá no exista un desastre político peor para el gobierno de Cuba que la muerte del presidente de Venezuela Hugo Chávez. (Ovario II dice: Él no ha sidopresidente por mucho tiempo porque ha ganado con fraude desde el 2002. La última vez que ganó con fraude en octubre de 2012, no fue juramentado así que él no fue ni nunca será el presidente de Venezuela.) Después de colapsar la Unión Sovietica y suspender el subsidio al régimen de Castro, el gobierno de Cuba pasó por un período muy dificil. (Ovario II dice: Como le pasa a todos los parásitos). Eso fue hasta que Chávez se hizo cargo de la cuenta.

Aunque la cantidad real del subsidio no se conoce, Venezuela manda más de 115.000 barriles de petróleo diarios a la refinería Cienfuegos y paga por decenas de miles de doctores cubanos y entrenadores deportivos quienes han sido enviados a toda America Latina. La verdadera cantidad es pobablemente mucho más de cinco billones de dólares al año.

Si había alguien que podía esperar recibir lo mejor que la medicina cubana podía ofrecer era el hombre de los cinco millones de dólares. Ésto hace la próxima muerte de Chávez aún más vergonzosa para los Castro porque la velocidad en la que el hombre fuerte se ha deteriorado es debido, y no en pequeña parte, a la incompetencia de los doctores cubanos de CIMEG – el hospital preferido de los líderes comunistas.

Según el Dr. José Marquina quien se ha hecho famoso por obtener la única información acerca de la condición de Chávez, la cual ha mostrado con el tiempo ser correcta, los médicos cubanos son por lo menos parcialmente culpables de la inminente muerte del lider venezolano. Él ha dicho que los cubanos diagnosticaron el cáncer erroneamente, tratando a Chávez con quimioterapia y otros tratamientos diseñados para otros tipos de cáncer. Ésto hizo la enfermedad resistente e imposible de tratar, mientras causaba otras complicaciones que afectaron no solo la expectativa de vida sino también la calidad de la vida que le quedaba.

Si Chávez con una billetera ilimitada y con acceso a lo mejor que la medicina cubana puede ofrecer – como VIP (Very Important Person – Persona Muy Importante) del hospital Cimeg, el hospital de los líderes de los partidos comunistas y hasta el mismo Fidel – fue asesinado por negligencia profesional, nos tenemos que preguntar ¿que puede esperar un cubano común en una dictadura destartalada?

Los americanos, sometidos por años a olas infinitas de propaganda cubana a través de peliculas como “Sicko” de Michael Moore entre muchas otras, ahora por lo menos sabemos la verdad acerca de la infraestructura médica arcaica de la dictadura de la isla. Quizá ahora nosotros podamos pasar esa página en la guerra de continua propaganda de Cuba.

Joel D. Hirst es el Director en el COrdoba Group International y el autor de “El Teniente de San Porfirio,” una novela acerca de la Venezuela Socialista de Grito Sagrado Press.



 

 CONVERSACION CON UN CUBANO RESIDENTE EN LA ISLA

"  NO TE RIAS MIRA .. POR REVELACION ME LLEGO HACE TIEMPO QUE ELLOS LE INOCULARON ALGO COMO SOLO SABEN LOS CASTRO.. ELLOS LO MATARON...
LE DIJE POR QUE???
ME DIJO ALGO LES HIZO ESE TIPO ALGO ...
ALGUN DIA LES CONTESTO FEO.. O NO QUERRIA HACER ALGO QUE ELLOS QUERIAN LE DIERON UNA PALMADA EN EL HOMRO
LE DIJERON NO HAY PROBLEMA.. NO HAY PROBLEMA CON ELLOS NO OLVIDAN Y SIMPLEMENTE TE MATAN YO ME LOS CONOZCO CONOZCO EL SITEMA...
ESO FUE ASI SE QUE ELLOS LO MATARON COLOCANDOLE INOCULANDOLE ALGO QUE SOLO ELLOS SABEN....
ASI FUE.. ME DEJO PENSANDO....  "



El calabozo de la libertad: “¿Quién mató a Hugo Chávez?”, por @GustavoAzocarA


¿Qué habría pasado si en lugar de irse a un hospital de La Habana, Cuba, donde hasta donde se sabe no hay muchos expertos en el tratamiento del cáncer, el Presidente Hugo Chávez se hubiese internado en el hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, cómo se lo aconsejó su amigo el ex presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula Da Silva?

¿Qué habría pasado si en lugar de aceptar el consejo que le dieron Fidel y Raúl, de quedarse en La Habana, el Presidente Hugo Chávez se hubiese internado en alguno de los tantos hospitales especializados en el tratamiento del cáncer que existen en los Estados Unidos de América?

No puedo afirmar de manera tajante que si el Presidente Hugo Chávez se hubiese internado en cualquier centro médico especializado ubicado en alguna de las naciones más poderosas del mundo pudiera haber sobrevivido a la terrible enfermedad que lo aquejaba, pero tengo derecho a exponer mis sospechas: algo me dice que el tratamiento al cual fue sometido en La Habana no sirvió absolutamente para nada, y por el contrario, lo único que hizo fue acelerar su muerte.

Revisemos los hechos: el presidente Chávez viajó a La Habana el 10 de Junio de 2011 para someterse a una primera intervención quirúrgica. Ese día nos informaron que el Jefe de Estado había sido intervenido de un absceso pélvico. El 23 de julio anunció que no tenía células cancerígenas en su cuerpo. El 10 de septiembre de ese año, dijo que estaba completamente curado y que había derrotado al cáncer.

Pero el 21 de febrero de 2012, Chávez le dijo al país que le habían detectado una nueva lesión en el mismo sitio donde antes tuvo un absceso pélvico. El 26 de febrero de ese mismo año fue operado por tercera vez. Y el 8 de diciembre, ante la evidencia de que lo que tenía era mucho más grave de lo que le habían estado informando, hizo el anuncio de que sería sometido a una cuarta operación y procedió a designar a Nicolás Maduro como su sucesor.

No se necesita ser médico para entender que el tratamiento al cual fue sometido el Presidente Hugo Chávez en Cuba, fue un desastre. Las cuatro operaciones que le hicieron al Primer Mandatario Nacional en La Habana no solamente no sirvieron para nada, sino lo que es peor: contribuyeron a agravar su enfermedad. Por lo tanto, aquí no hay nada que agradecer a Fidel y a Raúl Castro. Por el contrario: ambos deberían ser demandados ante los tribunales internacionales por homicidio culposo.

Nicolás Maduro sabe que Fidel y Raúl son los verdaderos culpables de que el Presidente Hugo Chávez haya muerto. Fueron ellos dos los que lo convencieron de que se quedara en La Habana, sabiendo muy bien que en la isla no existen especialistas reconocidos en el tratamiento del cáncer.

Pero eso no es todo: no puede ser casualidad que de los cuatro Presidentes que fueron sometidos a tratamientos contra el cáncer, uno solo, es decir, Hugo Chávez, haya sido el que se murió. Fernando Lugo derrotó al cáncer. Lula Da Silva derrotó al cáncer y Juan Manuel Santos también le ganó la pelea al cáncer. Todos sobrevivieron a la enfermedad. Y todos fueron atendidos en hospitales especializados. Ninguno de los tres sobrevivientes fue atendido en Cuba. El único que fue atendido en Cuba, falleció.

Los Castro utilizaron a Hugo Chávez como un instrumento de propaganda política. Y Chávez, que idolatraba a Fidel y hacía todo cuanto éste le decía, aceptó quedarse en Cuba para tratar de demostrar que “la medicina cubana es la mejor del mundo”. El resultado fue un desastre: la medicina cubana no cura el cáncer. Y ahora Chávez está muerto.

Mientras todo eso sucede, Nicolás Maduro culpa a los Estados Unidos e inventa una teoría que no se la cree ni él mismo. Decir que los EEUU fueron los responsables del cáncer que mató a Chávez es la vaina más imbécil que he escuchado en toda mi vida.

Maduro debe decir la verdad: los que mataron a Hugo Chávez no están en EEUU, están en La Habana. Fue allá donde fue Chávez fue operado cuatro veces. Fue allá donde Chávez fue sometido a radioterapias y quimioterapias. Fue allá donde Chávez fue sometido a oxigenación hiperbárica.

Fidel y Raúl se llevaron a un Presidente enfermo el 10 de junio de 2011 y nos devolvieron un Presidente moribundo el 18 de febrero de 2013. Tengo la leve impresión de que allí hubo, al menos, mala praxis médica. Pero como nunca supimos los nombres de los médicos que tuvieron bajo su responsabilidad del tratamiento médico al que fue sometido el Jefe de Estado, no tenemos ni idea de a quien podemos demandar.

Quienes me conocen, saben muy bien que siempre fui opositor a las ideas políticas de Hugo Chávez. Pero eso no me impide dar el pésame a sus familiares, lamentar su muerte y pedir que se demande a Fidel y Raúl Castro por haber liderado al equipo que mató a un Presidente de Venezuela.




Coronel Antonio Semprunposted toEloisa Segura
about an hour ago
HAY FIESTA EN LA HABANA POR LA MUERTE DE UN SOCIO
El poder es un elixir que embriaga los principios
Antonio Semprun

El 08/03/2013 será uno de los días más grises que se recordara en la historia de Venezuela, ese día las antiguas pretensiones de Machiricuto lograron el objetivo, asumió la presidencia del país la marioneta que los Castro propusieron para poder gobernar desde la Habana al destartalado país del oro negro, esta afrenta histórica la consolidan con la complicidad del TSJ y un grupo de apátridas que sobreponen sus interese personales a los interese del país.

Murió el verdugo que durante catorce años oprimo al pueblo que confió en El, llego al poder de manos de una nueva estrategia para alcanzarlo, la voluntad popular, para eso prometió luchar contra problemas que padecía la sociedad venezolana hoy potenciados de manera vulgar que tienen a Venezuela hecha pedazos y a los venezolanos sumidos en la pobreza mientras quienes usurpan el poder viven como jeques disfrutando del dinero que le han saqueado al país.

La marioneta heredera del poder como sucede en las monarquías habla de inoculación del cáncer, mientras convenientemente olvida que el cáncer no se inocula y que los Castro, sus nuevos jefes son especialistas en sacar del camino a quienes le son incómodos ó difíciles de manejar.

En el pasado lo hicieron con Camilo Cienfuegos, el Che Guevara, el laureado General Ochoa a quien sacrificaron y fusilaron para lavarle la cara a la dictadura en el escándalo del narcotráfico, en el país de los NO CREO, no sería descabellado pensar que los intereses de estado, la necesidad de que la dictadura sobreviva sin tener que lidiar con un individuo incomodo e irreverente y la “mala” praxis de la “mejor medicina del mundo” hayan pasado factura al hijo político de Fidel.

Los seguidores del difunto presidente deben preguntarle a quienes hoy se desgarran las vestiduras por su desaparición física, porque permitieron que se tratara en la Habana cuando tuvo ofertas de atención en Brasil y en otros países donde están los mayores adelantos en la medicina para tratar casos extremos de salud.

El poder es una droga que enferma por el que muchos son capaces de sacrificar a un amigo, un “líder”, un camarada, un padre. Chávez, se declaro hijo de Fidel pero este padre tenía una revolución que cuidar. Maduro se declaro hijo de Chávez, pero este hijo tiene ambición de poder.

Los venezolanos tenemos una dura lucha que no será imposible, si entendemos que los tiempos que reinan en el país no dejan rendijas para la ambiciones personales y partidistas, debemos rescatar primero a Venezuela de las manos de las aves de rapiña que pretenden seguirla devorando para tener un país donde se pueda aspirar a cargos públicos, respeto a los derechos humanos y un futuro para las generaciones venideras.

Cnel. (GN) Antonio Semprun



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada