martes, 5 de mayo de 2015

La "austeridad" de Maduro...

Con inflación y escasez del 60 por ciento, Maduro gasta 220 mil dólares en spots HD 



El partido opositor Primero Justicia denuncia el derroche en las grabaciones del programa En contacto con Maduro y la producción de las cápsulas en alta definición; legisladores acusan que el dinero debería ser usado para combatir el desabastecimiento y la violencia

Aunque su país reporta una inflación de 65 por ciento y un producto interno bruto contraído de 7 por ciento, en 2014 el gobierno de Nicolás Maduro destinó 223 mil 999 dólares en programas de televisión, de acuerdo con una denuncia del partido opositor Primero Justicia.

Según los datos facilitados en la Memoria y Cuenta de 2014, el dinero sirvió para la producción de programas protagonizados por el presidente sudamericano, así como las retransmisiones especiales de alta calidad, que son empleadas como método de propaganda del régimen bolivariano.

“Con esa cantidad, el gobierno podría haber comprado más de dos millones de paquetes de harina de maíz o haber mejorado la dotación policial”, dijo Máximo Sánchez, miembro de la dirección de Primero Justicia, al periódico El Universal.




Hasta ahora, Nicolás Maduro no se ha pronunciado al respecto. Sin embargo, el mandatario socialista tiene intención de reforzar más su imagen pública debido a los últimos escándalos políticos, la escasez de alimentos y las largas colas a la puerta de los supermercados.

Incluso, además de contar con un programa semanal en la televisión pública, En contacto con Maduro, su mujer, Cilia Flores, también tendrá su propio programa.

Las transmisiones serán financiadas a las arcas públicas de la República Bolivariana de Venezuela, que desde mayo de 1999 han costeado el show de Hugo Chávez, Aló Presidente, y el de su sucesor poco después de su muerte, en 2012.

En septiembre del año pasado, los venezolanos presenciaron otro derroche del mandatario.

Según el Diario Las Américas, Maduro y su comitiva cenaron en un restaurante de Nueva York, en el que gastaron 79 mil 880 dólares por cuatro botellas de champaña Crystal Rosé, tres botellas de vino Chateaux Petrus, y tres botellas de vino Latache, cada una valorada en cinco mil dólares.



Ese día, el mandatario que promueve la austeridad pidió un carpaccio de trufas que no le gustó y lo cambió por uno de carne con queso parmesano, mientras que la primera dama ordenó unos raviolis de caviar, que tampoco le gustaron y se los comieron Chardeton y María Gabriela, además comieton pescados de estación y pastas. En esa ocasión, la propina fue de 13 mil dólares.

Además, en el primer semestre del año, el Despacho de la Presidencia desembolsó 55 millones de bolívares (unos ocho millones de dólares) en gastos personales del presidente Nicolás Maduro, según denunció Carlos Berrizbeitia, diputado de Proyecto Venezuela.

“La abundancia en Miraflores es una grosería frente a la escasez y las necesidades de miles de familias en todo el país. ¿Dónde está el ejemplo de austeridad del presidente?”, cuestionó el legislador de oposición.

Estos gastos millonarios han marcado el estilo de una administración que ha apostado por reprimir a la oposición a la vez que enaltece su autoridad a través de la excesiva difusión y la represión a los opositores.

No obstante, durante su gobierno, la economía ha reflejado carencias cotidianas.

Según consignó este diario en marzo pasado, la leche en polvo alcanza un nivel de desabasto de 85 por ciento, al igual que la azúcar y el aceite de oliva. Ese mes, el mandatario ordenó el arresto de 15 empresarios acusándolos de una guerra económica. No obstante, el jefe del Ejecutivo niega que exista la escasez.

En 2015, aumentó 93 por ciento el costo de la canasta básica.




Tomado de razon.com.mx


No hay comentarios:

Publicar un comentario